Casa Curutchet

Hace un año fue declarada Patrimonio de la Humanidad por Unicef?

El 17 de julio de 2016 la 20ª asamblea del Comité del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO eligió la obra arquitectónica emplazada en Avenida 53 Nº 320 entre 1 y 2 de nuestra ciudad, entre 27 lugares y edificios de todo el mundo propuestos para integrar la lista de bienes a proteger.

La vivienda, diseñada a fines de la década del 40 por el famoso arquitecto Le Corbusier, considerado el padre de la arquitectura moderna, fue encargada en 1948 por el doctor Pedro Curutchet, un cirujano de vanguardia que diseñaba sus propios instrumentos quirúrgicos.

La construcción se destaca por la condición de respetar los postulados del genial creador suizo-francés al mismo tiempo que encaja con maestría en el tejido edificado de La Plata.

La casa está desarrollada en tres pisos altos unidos por una larga rampa que propone un recorrido ascendente. La planta baja es sólo jardín y patio, el primer piso tiene el consultorio y las dos plantas más altas, la vivienda y la terraza. La cocina, el comedor y el estar están en el nivel más bajo (2º piso), mientras que en el tercero se encuentran los dormitorios y el escritorio. El techo del consultorio se convierte en una gran terraza con vistas privilegiadas sobre el paseo del Bosque y en el corazón de la casa crece un árbol que recorre todos los niveles.

La construcción de la obra llevó casi seis años. Los Curutchet se mudaron en 1954, pero los trabajos continuaron un año más. Tiempo después, la familia dejó la casa porque sentía que era demasiado moderna, luminosa y con poca intimidad. Pero el cirujano siempre se mostró conforme con la obra de Le Corbusier y le escribió en 1957 asegurando que el público que la consideraba extraña al principio estaba comenzando a comprenderla.

El Patrimonio de la Humanidad es un listado que Unicef elabora desde 1972 y al día de hoy cuenta con 1.031 integrantes entre lugares y edificios considerados esenciales para la cultura mundial.

Tal vez recordemos la casa Curutchet por haber sido escenario de “El hombre de al lado”, la película de Gastón Duprat y Mariano Cohn estrenada en 2009.