La Plata, Ciudad de las Diagonales

El trazado y la planificación estuvo a cargo del Jefe del Departamentos de Ingenieros a cargo del Ing. Pedro Benoit. Así fue comó se creó una cuadricula que ocupa 25 km cuadrados, la cual contienen numerosas avenidas y diagonales. Cuenta con un punto central, Plaza Moreno, a partir de aquí se extienden dos diagonales que cruzan de norte-sur y este-oeste toda la cuidad. El trazado de las calles tanto de norte-sur como este-oeste está compuesto por calles, que cada 6 cuadras se convierten en avenidas. Las intersecciones de las avenidas dan lugar a plazas y parques de las cuales también se prolongan dos diagonales menores quedando las plazas y parques intersecados por dos avenidas y dos diagonales. Una avenida de circunvalación bordea la ciudad, formando las aristas perimetrales de este cuadrado ideal que consistió en el plano urbano original e incluye cuatro avenidas curvas que evitan los vértices del “cuadrado”, llamadas Boulevards.

Una vez ya concretados los planos de la cuidad y la distribución de los edificios públicos se convoca  en 1881 un concurso internacional para que los arquitectos de todo el mundo pudieran participar de las construcciones de los principales edificios públicos de la cuidad dando como resultado una diversidad de construcciones arquitectónicas con variedad de estilos europeos ya que la mayoría de los arquitectos participantes fueron de alemanes, franceses e italianos. Aun así los edificios que se construyeron por fuera del concurso fueron llevados a cabo por arquitectos mayoritariamente europeos.

La Plata fue diseñada y planificada hace más de un siglo para ser la capital de la provincia de Buenos Aires (Argentina). Ubicada a 56 km. al sudeste de la ciudad de Buenos Aires a la vera del río que le dio su nombre, representa para el mundo entero un modelo de planificación urbana. Más conocida como la “ciudad de las diagonales”, asegura al recién llegado que no hay forma de perderse entre sus calles; sorprende al visitante con su trazado geométrico, arquitectura holística y estilo europeo.

Sobre la dirección sudoeste-nordeste y sobre uno de los ejes de simetría de la ciudad están las Avenidas 51 y 53, que encierran el llamado Eje Monumental de La Plata, donde están los “edificios fundacionales”, construidos al mismo tiempo en la época de la fundación de la ciudad.

Un eje urbano secundario, especializado en la actividad bancaria, se creó sobre la Avenida 7, entre la Plaza San Martín y la Plaza Italia, con las sedes de bancos tanto públicos (municipal, provincial y nacional) como privados.

Sobre el borde nordeste de La Plata, Benoit proyectó el Paseo del Bosque, un inmenso espacio verde y hacia su izquierda el Hipódromo de La Plata. El Bosque sigue siendo el principal parque platense y el pulmón de la cuidad. Esta área se convirtió en centro de ocio por excelencia de la cuidad, hoy en día se destacan su lago, el anfiteatro Martín Fierro, su Jardín Zoológico y Botánico de estilo victoriano, el observatorio astronómico, y el Museo de Ciencias Naturales de planta oval greco-romano con estilo neoclásico y ornamentación precolombina.

Otra de las características que identifican a esta ciudad son sus calles numeradas facilitando la ubicación de los caminantes y conductores. Los diferentes tipos de calles fueron pensados para que se queden identificados con bandas de colores formadas por las baldosas de las aceras, los diferentes colores reconocen calles pares e impares.

Otro aspecto planificado fue la disposición de los arboles. Se plantaron estratégicamente diferentes tipos de arboles para diferenciar las calles, avenidas y diagonales:  tilos, jacarandas, arces americanos, naranjos, palos borrachos, entre otros,  para que entre otras cosas,  las personas con minusvalías visuales pudieran orientarse a través del aroma de los árboles.