Niní Marshall

Sus personajes, criticados por muchos, se utilizan en trabajos de investigación lingüística?

Marina Esther Traveso nació en Buenos Aires el 1º de junio de 1903, la reconocida comediante fue también pintora, escritora, y guionista.

Sus personajes más conocidos, Catita y Cándida son arquetipos de la inmigración europea del siglo XX; fueron creados por la actriz gracias a una minuciosa observación de la sociedad y a su talento para reproducir los rasgos característicos del habla de distintos sectores sociales, logró mostrar una clase social relegada a la que le hizo decir o ridiculizar lo snob, lo superfluo, pero sin groserías, sin palabras soeces, sin golpes bajos.

A mediados de la década del 60, el Instituto de Filología de la Universidad Nacional de La Plata le solicitó que grabe a sus personajes Catita, la solterona Niña Jovita, Belarmina y la pituca Mónica, con el fin de atesorarlas como prueba del habla argentina de esos tiempos en determinados sectores sociales.

La escritora argentina María Elena Walsh la definió como «Nuestra Cervanta” y explicó que «solo un prodigioso dominio del idioma le permitió a Niní descalabrarlo, travestirlo y lanzarlo a las efímeras ondas del éter».

Durante sus 50 años de carrera profesional, Nini Marshall intervino en 38 películas —28 en Argentina, 9 en México y una en España— ha participado en ciclos de radio y televisión y fueron numerosas sus presentaciones teatrales.

Falleció el 18 de marzo de 1996 en su ciudad natal.