Nueva Biblioteca Nacional

El 10 de abril de 1992 se inauguró el nuevo edificio de la Biblioteca Nacional, uno de los grandes símbolos arquitectónicos y culturales del país?

La Biblioteca Nacional de la República Argentina es la biblioteca más importante del país. Creada en 1810 en el Cabildo de Buenos Aires, actualmente se encuentra ubicada en el barrio porteño de Recoleta.

La Biblioteca fue objeto de una prolongada empresa arquitectónica que abarcó desde la concepción de la necesidad de un nuevo edificio en 1960, cuando la Ley Nº 12.351 destinó tres hectáreas para su construcción, entre las avenidas del Libertador y Las Heras, y las calles Agüero y Austria, hasta su inauguración, el 10 de abril de 1992.

Ese terreno perteneció a la Quinta de los Unzué hasta que en la presidencia de Agustín P. Justo fue expropiado para convertirlo en la residencia presidencial.

Allí vivió Juan Domingo Perón junto a Eva durante su primera presidencia. Fue el mismo lugar donde falleció la Primera Dama, en 1952. Tras el golpe del 55 se decidió luego demoler la casona, quedando ese terreno sin uso.

La obra fue adjudicada mediante un concurso nacional que cerró en abril de 1962, y cuyo veredicto se anunció el 12 de octubre siguiente. Participaron importantes estudios de la época, como el de Mario Roberto Álvarez (cuarto premio), el de Rivarola y Soto (tercer premio), o el de los jóvenes arquitectos Justo Solsona y Javier Sánchez Gómez, pero el elegido entre decenas de propuestas fue el proyecto de los arquitectos Clorindo Testa, Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga de Bullrich.

La piedra fundacional del edificio fue colocada recién el 13 de octubre de 1971, once años después de la sanción de la Ley y la construcción fue llevada adelante por la firma Com-Ar-Co S.A. Las obras avanzaron lentamente se demoraron, y finalmente fueron suspendidas a comienzos de los '80, durante la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional, retomándose hacia 1982. Durante la obra, ocurrieron grandes avances en el campo de la bibliotecología, como la llegada de la informática que permitió la digitalización de la consulta de materiales, con lo cual el funcionamiento de una biblioteca cambiaría radicalmente. La nueva Biblioteca Nacional pudo ser terminada gracias a un préstamo del Reino de España realizado en 1990, y fue inaugurada finalmente el 10 de abril de 1992, por el presidente Carlos Menem, y el material bibliográfico se terminó de trasladar el 21 de septiembre de 1993. El edificio cuenta con tres depósitos subterráneos: dos de ellos destinados a libros, que permiten depositar tres millones de libros, y uno destinado a guardar revistas y diarios, con una capacidad de quinientos mil ejemplares. Además, en el edificio funciona actualmente la Escuela Nacional de Bibliotecarios, fundada en 1956.

El edificio de la Biblioteca Nacional es un gran ejemplo a nivel internacional de diseño brutalista, un estilo surgido en los años '50 que se caracteriza por privilegiar las estructuras de hormigón armado dejadas a la vista y tratadas de manera escultórica, y principalmente se aprecia el lugar del parque dejado en el nivel de suelo y la sala de lectura como mirador sobre el puerto y el Río de la Plata.