René Gerónimo Favaloro revolucionó la medicina en el mundo

Hoy, 9 de mayo, se cumplen 50 años del by-pass coronario creado por René Gerónimo Favaloro, prestigioso médico cardiocirujano y educador argentino, reconocido mundialmente por ser quien desarrolló el bypass coronario en el mundo con empleo de vena safena.

El 9 de mayo de 1967, una mujer de 51 años se convirtió en la primera persona de la historia en ser sometida a una operación programada de bypass aortocoronario en la Cleveland Clinic, en Estados Unidos, en un cirugía que encabezó el médico argentino René Favaloro y que revolucionó la cardiología mundial.

Nacio en La Plata, 12 de julio de 1923. Estudió Medicina en la Universidad Nacional de La Plata. Tras ser médico rural por más de una década, Favaloro decidió viajar a Estados Unidos a pesar de contar con pocos recursos y casi no hablar inglés para poder realizar una especialización y así poder hacer una mayor contribución a la sociedad.

Una vez en Cleveland, Favaloro pasó muchas horas revisando cinecoronarioangiografías y estudiando la anatomía de las arterias coronarias y su relación con el músculo cardíaco en el laboratorio del Dr. Sones, el padre de la arteriografía coronaria, que tenía la colección más importante de cineangiografías de los Estados Unidos.

Allí comenzó a hacer sus primeros acercamientos a la técnica, que recién para 1970 se estandarizaría como bypass y sería publicada con sus especificidades en revistas especializadas de los Estados Unidos y explicada en profundidad en su libro de 1970 el "Tratamiento Quirúrgico de la Arteriosclerosis Coronaria".

En 1971, regresó a Argentina a operar al sanatorio privado Güemes de la mano de su amigo el cardiólogo intervencionista Luis de la Fuente quien se lo propuso y lo convenció. A principios de la década de 1970 fundó la fundación que lleva su nombre a instancias del doctor De la Fuente.

Fue miembro de la Conadep (Comisión Nacional por la Desaparición de Personas), condujo programas de televisión dedicados a la medicina y escribió libros. Durante la crisis del 2000, su fundación tenía una gran deuda económica y le solicitó ayuda al gobierno nacional, sin recibir respuesta, lo que lo indujo a suicidarse. El 29 de julio de 2000, después de escribir una carta al presidente De la Rúa criticando al sistema de salud, se quitó la vida de un disparo al corazón.